Sin título (pero con hambre)


Hace media hora escasa estaba sentado en una de las mesas del bar de la esquina de mi casa italiana. De frente tenía a una señora muy linda, como de unos cuarenta años, escribiendo con su Mac. De frente al mío y en la misma mesa. Hablando, a la vez, por teléfono con un tal “Amore, amore”. Era una situación un tanto cómica, pero agradable. El bar Vanchiglia estaba lleno de modernos y jóvenes post-aperitivianos tomando sus últimos tragos de la noche. Unos puñado de gafapastas, unas cuantas rastas, medias altas de colores y otros tantos solteros cincuentones hacen, todas las noches, que el ambiente del barrio sea más agradable que estar en tu propia casa. Hay ruido. Ruido italiano.

Hablando de aperitivos: la última novedad en comidas precocinadas, las soluciones de hostelería de Campofrío. Otro voto más para el cocinero vago. Campofrío ha decidido innovar con su llamada “Cocina de Ensamblaje”. El futuro de los platos preparados parecer ser este. En lugar de vender las comida precocinada ya completa (que después pasó a venderse por unidades, o por comensales; para sacar más guisa al asunto) a partir de ahora encontraremos un primer plato separado de una salsa, separados a su vez, de una guarnición. Total, que imaginemos por cuánto saldría al final el menú por cabeza.

Anuncios

Vamos, ¡comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s