IrresistibLay’s


‘Lo mío es lo mejor y lo digo’.

Lay’s conoce muy bien su dominio en el mercado de los aperitivos, por tanto puede permitirse trasladar este concepto a su mensaje publicitario. Seguro que te suena el conocido eslogan: “¿a que no puedes comer solo una?” en el que se destaca, ante todo, lo exquisito en el sabor de su producto. Es la misma estrategia que lleva usando la marca desde hace años pero que, realmente, funciona:

Pues bien, Lay’s estrena campaña en España, pero en esta ocasión nos lleva hasta el corazón de Miami, un paraíso irresistible para todo europeo. En el comercial aparece un actor de reconocido prestigio en Latinoamérica, William Levy, que también resulta ser un placer irresistible para las revistas del corazón de por allí. Solo queda probar las patatas que, supuestamente, vienen también con ofertas irresistibles.


Este es el spot:

Fundada en los años 50 por Luis Matutano Jover, la compañía fue comprada por PepsiCo en 1971. En los años 90 cambió su nombre por Lay’s y aunque la marca Matutano desapareció por completo de la publicidad, sigue presente en algunos mercados. En 2009 PepsiCo la ha recuperado y vuelve con fuerza bajo el concepto de Matutano.

Anuncios

Un nuevo target hambriento


Me he encontrado con esto en un post de b-Make y no me he podido resistir.
Si no quedaba una sola App que inventar para el iPad, esta no llega mucho más allá de lo que ya hemos visto antes pero, sin duda, resulta muy tierna. La aplicación consiste en tres versiones diferentes de “seguir y tocar”, el clásico juego de agilidad y entretenimiento en el que tienes que perseguir un objeto que se mueve y tocarlo para que desaparezca y vuelva a reaparecer en otro lugar. La novedad, el nuevo target: los misifús.
Aquí os dejo un vídeo de estos jugadores haciendo uso del “Games fot cats“:

Si bien la acción consigue uno de los objetivos más perseguidos por la publicidad, llamar la atención; no estoy seguro de si realmente llegará a aumentar los beneficios de la empresa.
Friskies nació en 1930, y desde ya poco tiempo después comenzó a ser envasada en latitas, tal y como la conocemos hoy en día y desde 2001 pertenece al gran grupo alimenticio-gatuno-perruno de Nestlé Purina Petcare. Un entramado de empresas que, como siempre, gracias a fusiones y transformaciones entre ellas, su imagen permanece tierna, como la aplicación.

Con los dedos naranjas


Cheetos ha decidido cambiar su target. O mejor dicho, dilatarlo. Si bien no tenía suficiente con el público infantil y juvenil, ahora ha decidido ampliar su radio de acción a los adultos. Algo arriesgado, podríamos decir, cuando se trata de vender bolsas de patatas a señores mayores.

Chester Cheetos, el protagonista de la marca, pasa a ser la conciencia de muchos, de todos aquellos que quisieran, ya como adultos, seguir actuando como si fueran niños. El resultado se puede ver en los siguientes comerciales que, a mi parecer, son del todo llamativos. Solo tendremos que esperar a ver su efectividad:

.

.

Si bien, hoy Cheetos pertenece a la compañía Frito-Lay, propietaria de otras marcas registradas como Doritos, Fritos, Lay´s o Ruffles; lo que comenzó con un pequeño vendedor de frituras y helados en el estado de Texas, Estados Unidos -allá por los años 30- acabó convirtiéndose en una de las grandes multinacionales encargadas de comercializar en el mundo de las patatas fritas. Elmer Dollin fue el patrón de esta empresa que comenzó su experiencia en la cocina de su madre y después el garaje de su propia casa. Hoy en día forma parte del gran monopolio PepsiCo, hacienda presente en más de 200 países en todo el mundo, y que surgió fruto de la unión entre Frito-Lay y Pepsi-Cola, en el año 1965. En España -al igual que en Portugal- la producción y distribución se encuentra bajo el dominio de la marca Matutano.

.

+1, +1, +1, +1!!!


Para todos los que nos gusta Internet y pasarnos horas desfilando por páginas y, muchas veces, sin un destino predeterminado, Google ha lanzado su nueva aplicación: la opción +1.

Si bien Google no tenía suficiente con cambiar su logaritmo de búsquedas cada poco tiempo con el fin de mejorar las búsquedas, a partir de ahora cada vez que un usuario visite una página web y haya salido satisfecho de ella, Google le dará la opción de clickar en lo más parecido al “Me gusta” de Facebook. De esta manera, cualquier usuario de Google podrá saber que tal página está recomendada por otro usuario del otro lado del mundo por un motivo especial.

Obviamente, este nuevo servicio mejorará la capacidad de búsqueda de este gran motor, al añadir la experiencia personal de cada usuario a cada página rastreada.

Ya tenemos algo en lo que gastar un poquito más de nuestro tiempo en Internet!

Sin título (pero con hambre)


Hace media hora escasa estaba sentado en una de las mesas del bar de la esquina de mi casa italiana. De frente tenía a una señora muy linda, como de unos cuarenta años, escribiendo con su Mac. De frente al mío y en la misma mesa. Hablando, a la vez, por teléfono con un tal “Amore, amore”. Era una situación un tanto cómica, pero agradable. El bar Vanchiglia estaba lleno de modernos y jóvenes post-aperitivianos tomando sus últimos tragos de la noche. Unos puñado de gafapastas, unas cuantas rastas, medias altas de colores y otros tantos solteros cincuentones hacen, todas las noches, que el ambiente del barrio sea más agradable que estar en tu propia casa. Hay ruido. Ruido italiano.

Hablando de aperitivos: la última novedad en comidas precocinadas, las soluciones de hostelería de Campofrío. Otro voto más para el cocinero vago. Campofrío ha decidido innovar con su llamada “Cocina de Ensamblaje”. El futuro de los platos preparados parecer ser este. En lugar de vender las comida precocinada ya completa (que después pasó a venderse por unidades, o por comensales; para sacar más guisa al asunto) a partir de ahora encontraremos un primer plato separado de una salsa, separados a su vez, de una guarnición. Total, que imaginemos por cuánto saldría al final el menú por cabeza.