¿De dónde viene tanto ‘got milk?’?


El mensaje que EEUU emite diariamente en todos los medios no puede ser más directo y sencillo: ‘¿Has tomado ya leche?’. ‘Got milk?’ es quizá una de las campañas de publicidad de producto más conocidas e influyentes de toda América.

La idea nació en 1993: Tras 20 años de descenso en el consumo de leche de vaca urgía para los productores ganaderos fomentar la ingesta de este alimento, que supone el tercer producto agrícola de los Estados Unidos. Así fue como Goodby Silverstein & Partners consiguió recuperar las ventas de leche y estar en boca de todos los estadounidenses. ‘Got milk?’ es hoy una campaña que engloba cualquier tipo de acción comunicativa, RR.PP. y promociones que bien difiere del primer comercial de 1993 con el que fue lanzado este original mensaje: ‘¿Quién disparó a Alexander Hamilton en su famoso duelo?’

Desde entonces el National Milk Mustache se ha convertido en el mensaje central de esta estrategia, donde personajes famosos con el bigote manchado de leche hacen las delicias de este producto convertido en un símbolo nacional de lo ‘cool’. Todo con el objetivo de dejar claro en la mente de los americanos lo importante que es beber este producto a diario. La leche es, hoy en Estados Unidos, uno de los productos más competitivos en un mercado ya de por sí saturado. Y la publicidad que se hace de ella pretende mantenerla siempre en las mentes de los ciudadanos como la mejor opción de bebida, insistiendo siempre en sus propiedades saludables, su alto contenido en proteínas y comparándola con bebidas energéticas.

‘Got milk?’ no es solo un eslogan. Es el discurso central en el deporte y en la moda; personajes ficticios del cine, la televisión, dibujos animados e incluso marcas que nada tienen que ver con la leche hablan de la leche -en eBay se pueden encontrar la ‘Barbie got milk?‘ y, en versión para ellos, ‘HotWheels got milk?‘, por menos de 10 dólares. Según la web oficial, la leche de vaca es la “receta contra el insomnio”, la “clave para la salud y el relax del cuerpo” y “la bebida que todo el mundo debería llevarse al estómago antes de irse a la cama”.

Si bien es cierto que numerosos estudios demuestran que “la leche es para los lactantes y no para los adultos”, el Consejo Nutricional y de Productos Lácteos del Gobierno de EEUU sigue demostrando incesantemente lo contrario en los medios con sus propios informes.

La necesites o no, ¿has tomado ya tu leche?

 

La buenas prácticas de Bernays


¿Quién ha dicho que mentir sea malo? Es arriesgado, ¡pero no es malo! Mintiendo se pueden hacer cosas muy grandes y se pueden cambiar muchas cosas. El 22 de noviembre se cumplirán 121 años del nacimiento de un gran maestro inventor de pequeñas mentiras que después se convirtieron en grandes obras de las relaciones públicas. He aquí mi homenaje:

Edward Bernays es considerado entre otras cosas como el padre fundador de las Relaciones Públicas. Fue publicista, periodista e inventor de la profesión. Trabajó junto con grandes compañías, siendo el encargado de llevar a cabo su comunicación y de lidiar con la opinión pública. Es el creador del comunicado de prensa y el responsable del comienzo del fin del hermetismo empresarial. Mostró interés por el Psicoanálisis de su tío Sigmund Freud y así lo aplicó en el marketing y la publicidad:

Popularizó entre las mujeres la costumbre de fumar cigarrillos llevando a cabo un gran desfile de féminas fumadoras por las calles de Nueva York -Torches of Liberty- y enloqueciendo a los vecinos de la gran capital. Gracias a sus anuncios hizo creer a los consumidores que el tabaco era bueno para la salud y de que se trataba de la mejor solución contra la tos y el dolor de garganta. ¡Mi garganta lo necesita!, pensarían a partir de entonces.

¿Se necesitan elevar las ventas de grasa animal de determinada empresa cárnica? Solo tuvo que elegir el mercado y el momento clave, y ¡puf! el bacon se popularizó como componente principal de los desayunos familiares estadounidenses.
También cambió el concepto negativo que las mamás tenían sobre el jabón de manos y contribuyó a divulgar su uso entre la familia media. La marca Ivory fue la gran ganadora, gracias a un concurso de tallar jabones en el que participaron 22 millones de niños estadounidenses.
Pero para ser sinceros Bernays hizo lo que mejor sabía con los huevos. ¡¿Qué?! Sí, nos daremos cuenta si volvemos a los años 50 y nos fijamos en cómo los preparados para pasteles invadían los mercados. Las mamás de entonces se negaban a comprarlas. Pensaban que estaban siendo engañadas ya que tales preparados instantáneos no lidiaban con el ideal femenino de pasarse horas y horas en la cocinando un gran banquete para la familia. Aquello era un “abrir y listo” y las ventas no subían, así que Bernays solucionó el problema mediando con la empresa de recetas caseras Betty Crocker. ¿La solución? Dejar incompleta la receta de todos los postres obligando a las mamás a añadir un huevo a todas las recetas. Así se sentirían útiles en el proceso de creación. ¡Era una idea brillante!
Quizás su mentira más importante fue una que ayudaría a los Estados Unidos a vender la idea de la guerra para el resto de los tiempos: “Nuestra función es hacer que el mundo sea un lugar seguro para la democracia“, pretexto que hoy en día permanece vigente.

EEUU: Los mensajes de las marcas en elecciones


Alrededor del 22% de los estadounidenses ha anunciado su preferencia política de manera pública en las redes sociales durante las elecciones. Una cifra considerable si tenemos en cuenta la reticencia de los españoles a confesar la declinación política de cada uno y más aún cuando hablamos de hacerlo públicamente en Facebook o Twitter. Si bien sigo pensando que un 22% es poco, pues durante semanas he podido ver cómo el muro de mi Facebook se teñía de azul y rojo eventualmente.

Los políticos estadounidenses conocen el brutal peso de las redes sociales en las campañas y las utilizan para atrapar más votantes, tanto es así que lanzan preguntas entre sus seguidores como: ¿Quieres saber cuántas personas llamadas Pablo han votado ya este domingo? El usuario curioso hace clic y el equipo de los políticos aprovecha estas acciones para hacerse con más datos acerca de sus perfiles. ¿Pero sólo los políticos sacan provecho? ¡No, también lo hacen las marcas! Muchas de las marcas estadounidenses y las grandes corporaciones deciden lanzarse al ruedo y decantarse por unos u otros candidatos; mientras otras prefieren no mojarse, sin dejar de entrar al trapo, ganándose así tanto a rojos como a azules. Y si no, echemos un vistazo:

AXE se interesa por ambos partidos y aprovecha para vender directamente su producto.
Lancôme se muestra preocupada por sus clientes e insiste en la importancia de su responsabilidad como ciudadanos.
La revista Esquire demuestra lo que mejor sabe hacer.
El canal deportivo ESPN destapa la esencia importante del deporte, ganar o perder.
Otros continúan con el tono jocoso de su publicidad, como Old Spice o Huggies.
Otros lanzan nuevos productos de edición limitada para la ocasión en los que unifican simbólicamente los colores azul y rojo,
como la pulsera “Indivisible” de Starbucks o el Purple Slurpee de los establecimientos 7-Eleven.
Etc.
 

Queda claro que las redes sociales están para mojarse y los americanos lo hacen más que nadie, sin embargo las marcas han de tener en mente que sirven para cualquiera de sus clientes, independientemente de su ideología, y deben andar siempre con pies de plomo ya que los resultados pueden ser completamente adversos a los esperados, por mojarse demasiado:

Llegados a este punto, ¿creéis que son las marcas las que dividen a los consumidores o son los consumidores los que dividen a las marcas?

Entrevista: Iván Díaz, The Branding Academy


 The Branding Academy es la primera academia especializada en la educación hacia la creación y gestión de marcas. Dentro de sus actividades, su tarea principal es la docencia inspirada en el porqué de la creación de marcas y  entender los procesos analíticos y creativos que intervienen en todo proceso creativo. Iván Díaz , responsable de este proyecto, lleva más de 10 años trabajando como consultor de marca en diferentes agencias importantes del país. Esta es su entrevista:

1. Si tuvieras que venderle a alguien tu propio negocio, ¿cómo lo harías?

Tu negocio lo vives con pasión e ilusión, es algo que te puede llenar y hacer vivir tu vida de una forma diferente. Lo mejor para venderlo a alguien es que sea capaz de vivirlo como tú, ilusionarlo y hacerle formar parte de esa historia que creaste. Sino jamás funcionará.

2. Con qué  marcas congenias mejor, ¿grandes o pequeñas empresas?

No creo que sea cuestión del tamaño de empresa sino de la cultura y formación empresarial. Puedes trabajar con empresas familiares con sistemas modernos como Borges y obtener mejores resultados que con multinacionales con sistemas más capilarizados y redes de decisión complejas. En España hay un grave problema de formación en las PYME, a pesar que son el 80% de nuestro tejido empresarial, y eso hace que sea más sencillo vender un proyecto a una empresa grande que a la PYME.

La pregunta sobre marcas de fabricante o de distribución es la eterna pregunta. Personalmente apuesto siempre por las de fabricante, ya que son los motores de innovación de nuestra sociedad. Sin su inversión, las marcas de distribución no tendrían nada que copiar. España está lejos de los modelos de Tesco o Wallmart, que son marcas de distribución que innovan e invierten en I+D, estando por encima de las marcas de fabricante.

3. Aspectos esenciales para un buen trabajo en concepto de marca:

Análisis, ponerse en la piel del consumidor/cliente y sentido común

4. ¿Te has enamorado en alguna ocasión de alguna marca? ¿En qué momento te das cuenta de que entiendes su esencia, su dinámica?

Soy fan de Heineken, y no bebo cerveza, supongo que eso dice mucho de lo bien que ha hecho esta marca las cosas. Me enamoré de esta marca porque me fascinó la manera de entender el mercado, y lo valiente que ha sido. La primera marca en llevar emoción a una categoría tradicionalmente funcional, en romper con los códigos habituales del lineal y en su forma de conectar con su público, no desde hoy, sino desde que nació hace 130 años.

Las marcas conectan con los consumidores cuando estas consiguen formar parte de sus vidas y se convierten en la ‘no chance’ (no alternativa), es decir, a la pregunta ‘¿Qué pasaría en tu vida si yo no existiera?’, el consumidor tiene algún tipo de sentimiento de vacío emocional o funcional.

5. Cuéntanos la parte más oscura de tu trabajo… 

Lo detestas porque no siempre se acaba haciendo lo que tu crees que es mejor para la marca. El poder del cliente está ahí. Desgraciadamente es una de las pocas profesiones que todo el mundo se cree con derecho a opinar, y creen que pueden hacerlo. Llevas más de 10 años trabajando en ello y un recién licenciado te dice lo que cree que debes hacer. Es como ir al mecánico y decirle qué tipo de bujía debe usar tu coche.. Es un poco frustrante.

6. A la hora de enfrentarte a cada nuevo proyecto ¿posees algún método para todos ellos? 

Bueno, SIEMPRE se trabaja por fases, y el ejercicio creativo es el último de todos. El análisis del entorno, de la competencia, de tus fortalezas y debilidades te dará pistas para encontrar un camino ideal para el proyecto. Cuando has detectado las oportunidades, es importante encontrar los mundos de inspiración que utilizarás y qué propuesta de valor tendrá tu marca en el mercado para ser diferente, relevante, notoria y creíble.

Una vez se ha definido el entorno competitivo, la propuesta de valor y los mundos de inspiración, se transforman en valores y atributos para construir la personalidad de marca. Con todo esto, el creativo ya puede empezar a construir una identidad que refleje lo que hemos definido.

7. ¿Con qué tipo de marcas es más difícil trabajar? ¿por qué?

Con aquellas que quieren abarcar públicos objetivos muy ámplios. Es decir, imagínate una marca de galletas para niños, mujeres, abuelos y deportistas… cada target tiene sus inquietudes y busca ciertas cosas de una marca. Dar respuesta a todos ellos de la misma manera es bastante complicado, por lo que acabas generando marcas genéricas que mueren entre la competencia especializada.

8. ¿Se te ocurre algún ejemplo de fallo en la construcción de la imagen de alguna marca conocida? Sin miedo, ¿qué cambiarías de ella?

Bueno, daré dos, una histórica que no ha sabido reinventarse y que creo que pronto veremos un gran cambio y otra más reciente.

Pascual, es una de esas marcas que no ha sabido reinventarse hasta hoy y su construcción que en su día funcionaba, cuando la sociedad era industrial y la calidad primaba por encima de  todo, tiene una identidad excesivamente estática, fría e industrial que no ha sabido conectar emocionalmente con sus consumidores.

Todavía podemos leer Grupo Leche Pascual en sus envases y están haciendo zumos, bebidas de soja, aguas y sólidos comestibles. En fin, esto es lo que pasa con las marcas que se construyen a corto plazo y no se planifican en estrategia empresarial, se quedan cortas y poco flexibles, siendo incoherentes con lo que hacen.

Por otro lado, uno de los errores de estos meses pasados, a mi parecer, fue la identidad de Unim, fruto de la fusión de varias cajas de ahorros. Se intentó reinventar una categoría olvidando los valores y atributos que el consumidor necesitaba obtener en un tiempo muy concreto. En época de crisis el consumidor necesita una referencia de confianza y seriedad que le aporte control a una situación que a él se le escapa. En este sentido se creó una identidad muy emocional, optimista, llena de cromatismo, muy lejos del resto de identidades de su entorno y con una propuesta de valor alejada de lo que requería la categoría en ese momento. Resultado, desconexión y pérdida de confianza, malos resultados y hundimiento de la entidad fusionada.

Moraleja, hay formas de reinventar una categoría respetando las reglas que la dirigen, intentar cambiarlas sin conocer el resultado final puede llevarte a la extinción.

9. Te encuentras con el proyecto más grande de desarrollo de una marca en un espacio  ¿de qué manera coges el toro por los cuernos?

Bueno, el desarrollo de marca en un espacio, o Brand Environment, es una disciplina muy peculiar del branding, ya que entran en juego aspectos complementarios al branding como es la arquitectura e interiorismo. Y si es un espacio comercial, hay otros factores como el retail, visual merchandaising, customer experience, etc…

Por lo que lo más inteligente es rodearse del equipo adecuado a lo que vas a necesitar. Dicho esto, se trata como cualquier proyecto de marca, es decir, se establece cuál es la propuesta de valor de marca a transmitir, los valores y atributos, la personalidad y el universo visual de la marca. Esto se intenta llevar al plano físico para garantizar una buena experiencia de marca en el entorno.

10. El consumidor vive en un día a día permanentemente saturado de marcas. ¿Hacia dónde evoluciona el aspecto más visual de las marcas?

Es cierto, aunque el paradigma esta cambiando. Los consumidores están hartos de las marcas pero no pueden vivir sin ellas. Es como una relación amor-odio.

Lo que está sucediendo es que las marcas cada vez más se están dejando en manos de los consumidores. Ya no vale con pensar en qué quiero venderte, sino en qué quieres que te venda. Esto esta llevando a un escenario de ‘personalización de marcas y productos’, donde las marcas son transformadas y personalizadas según el consumidor. Existe una necesidad de pertenecer a un grupo pero tener personalidad propia, y esto es lo que sucederá con las marcas. Marcas visualmente reconocibles pero personalizables, polimórficas y policromáticas, flexibles, capaces de actuar donde el consumidor lo necesite y se encuentre.

Las Marcas que triunfan hoy, son aquellas que son capaces de convertirse en una actitud que forma parte de la vida de sus consumidores.

11. ¿Existe vida más allá de la Helvética?

Y de la Comic Sans!!. Existe vida, diría que inexplorada. Creo que a medida que España madure en branding, esta disciplina cobrará relevancia y cada vez veremos más tipografías personalizadas y únicas que crearán universos diferenciales en la construcción de marcas y logotipos.

12. ¿Cómo una empresa de branding tiene una página web en blanco y negro? ¿Se trata de un reto?

Hay un máxima en la creación de marcas, se llama Simplicidad. Es decir, cuanto más simple intentes hacer una marca, más fácil será que tu público la entienda. Luego puedes complicar su mundo de expresión y crear un universo complejo, pero la simplicidad es algo inherente en las grandes marcas que conocemos hoy: Apple, Coca-Cola, Google, Facebook, Nike, Starbucks, Vueling, y podría seguir así toda la tarde.

El blanco y negro ha caído en el olvido, hoy por tendencia vemos que las marcas intentan construirse en identidades preparadas para el mundo digital, eso significa marcas poligonales que mutan de forma, o marcas policromáticas con mil cromas que cambian en sus aplicaciones. El blanco y negro es como el estado puro de todo, es un papel en blanco desde donde construir sin ruido, sin complejidad, pureza, ying y yang, arte y ciencia.

A nivel personal, recomendamos el feed de su página web, con actualizaciones interesantísimas sobre curiosos casos sobre branding y ejemplos de marcas: www.brandingacademy.es

Las 5 erratas más creativas


Si algo sabemos de la publicidad es que, además de creativa, tiene que ser efectiva. Y una de las mejores maneras de conseguir esa efectividad es, sin duda alguna, llamando la atención.  E incluir unas cuántas faltas garrafales en la grafía podría ser un buen método. Este julio traemos, para la segunda edición de Los 5 más, las cinco erratas más creativas que, lejos de ser erratas son claras llamadas de atención…

1. A la tilde que te observa siempre desde lo más alto…

2. O a la tilde que deja de mirarte porque se ha ido a tomar unas cervezas… (con su colega la coma explicativa)

3. A la tilde que se va. Y a la tilde que se viene (y hace que las cosas parezcan un poco más eslavas)

4. Al por qué que justifica la ropa barata.

5. Y a la maldita “R” a la que, por más que insista, jamás desaparecerá.

Como nos ha gustado esto, añadimos aquí dos llamadas de atención más que hemos encontrado por Internet:

6. A la falta de ortografía que se coloca a propósito y se convierte en algo repelente.

7. A la hostia más católica al diccionario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y recordad, cuanto más se vea la errata, más efectiva será. Porque una errata no es un error humano, es una clara llamada de atención.

La McDefensa: “Nuestra comida. Vuestras preguntas”


¿Por qué vuestra comida tiene un aspecto diferente en la publicidad de lo que realmente es en los establecimientos?

Esta era la pregunta que Isabel M., de Toronto, lanzaba a McDonald’s desde su cuenta personal de Twitter. Lo que en un principio parecía una proposición comprometida para la famosa cadena de restaurantes les ha servido como recurso de defensa propia para calmar las innumerables y diarias arremetidas que reciben sobre esta cuestión.

Pues bien, la respuesta de la empresa no ha sido otra que sacar a la Directora de Márketing defendiendo la causa con una contestación que más bien ha sido un: “No mentimos en la publicidad de nuestras hamburguesas, simplemente reorganizamos estratégicamente la disposición de sus ingredientes para que sean más visibles y tengan un aspecto más apetitoso”. No os perdáis el vídeo:

Hoy en día, una empresa con una buena reputación ha de incluir el diálogo y el compromiso con sus grupos de interés y su público dentro de sus objetivos, y en este sentido McDonald’s Canadá ha ido aún más lejos: el resultado es este site llamado “Nuestra comida. Vuestras preguntas”.

Un lugar que bien podría utilizarse como herramienta de interacción pero que más bien parece un campo de boxeo en el que defenderse de los ataques de nuestro enemigo, el cliente. No está mal interactuar con el público, de hecho, es algo ya imprescindible, el problema es saber cómo hacerlo. En este caso, la sensación que produce es que existe tan mala reputación sobre su producto que ya no saben ni cómo quitársela de encima.

Desde siempre con limón, desde ahora con naranja.


     Nada malo puede pasar cuando el verano asoma la cabeza: con la fresca vamos más destapaditos, nos apetece sonreír más y tenemos mucho tiempo para relajarnos y desconectar de la rutina. Pero el verano no solo trae consigo momentos, también tiene sensaciones: el verano huele a sol, a mar y montaña y a partir de ahora a naranja. Y si no, que se lo pregunten a los visitantes de este centro comercial:

Cruzcampo acaba de lanzar una nueva cerveza con un sabor único, Shandy Naranja. Y es que en un primer momento lo que verdaderamente llama la atención es su olor afrutado. Pero su sabor es totalmente nuevo, refrescante, y compagina a la perfección con la suavidad de la cerveza. La naranja le aporta un toque diferente, fresco y además ha llegado para quedarse, ¡y lo ha hecho en la mejor época!

Este nuevo sabor responde a las necesidades de un mercado español que demanda permanentemente la presencia de la naranja en los refrescos. Cruzcampo fue la primera cerveza con sabor en el mercado hace la friolera de 20 años y, al parecer, ahora ha encontrado su media naranja. Si os apetece conocer algo más, aquí os dejo su aplicación para facebook, la cerveza tendréis que probarla. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ya sabéis, ¡nuevo verano, nuevas experiencias con #ShandyNaranja!

El mensaje de imagen de marca


Las grandes marcas como Nestlé, Apple, Danone o Mercadona poseen una imagen muy concreta y muy marcada en la mente de los públicos. Se trata de una posición privilegiada que se extiende y da cobertura tanto a los productos actuales como a los nuevos productos del futuro, otras líneas, submarcas y extensiones de línea. En definitiva, lo que supone es un aumento de las posibilidades de entrada a los consumidores, inspira confianza en ellos y los predispone a la fidelidad.

Estos poderes no los posee cada producto por separado, sino que son propios de la supermarca global que los recubre, los ampara y los inyecta valores de imagen. Las marcas alimentan sus productos y éstos, a su vez, realimentan el sistema de la marca a la que pertenecen. Este es el tejido que configura la fuerza de la imagen. Nestlé cuida de sus productos, les da lo mejor y los atiende y, a su vez, Nespresso, Maggi, Aquarel, Nesquik o Kit-Kat se encargarán de transmitir el mismo mensaje de pertenencia.

 ¿Y lo que realmente conforma una marca? 

Existen cinco parámetros que la mayoría de las marcas reúne en la definición de su producto/negocio y permite gestionar su imagen: la identidad material, la identidad simbólica, los valores atribuidos al producto, los valores atribuidos a la empresa y la dimensión emocional. Pongamos un ejemplo práctico:

La marca McDonald’s responde a una imagen. Su identidad material se resuelve con elementos como Ronald McDonald, el olor a patata frita de sus restaurantes o el envoltorio de las hamburguesas. Su identidad simbólica hace referencia al sentimiento de pertenencia, la internacionalización, al capitalismo. Los valores atribuidos al producto son la felicidad, la fantasía, el placer. Y los atribuidos a la empresa tienen más que ver con la eficiencia en el servicio, la calidad global, la persistencia de su fidelidad con los productos 100% naturales y  la especialización en el servicio de la comida rápida. La dimensión emocional ha de ser comparada junto con otra marca, pero efectivamente posee una gran fidelización con el aspecto más emocional del consumidor.

En definitiva, la imagen de marca es:

  1. La fuerza que impulsa las preferencias y decisiones hacia la marca. Lo que ella representa hacia nosotros.
  2. La convicción que sentimos hacia una marca. La emoción que nos invade.
  3. El sabor de boca que deja una marca en la memoria después de su consumo.